viernes, 16 de septiembre de 2016

En Tecnoláser la genética está al servicio de las distrofias corneales...

El único test genético disponible a nivel mundial para la detección de la Distrofia Corneal de Avellino (DCA), una enfermedad que eventualmente puede llevar a la pérdida de la visión, está disponible en Tecnoláser Clinic Vision. El Test de Avellino está recomendado para aquéllos pacientes que se van a someter a cirugía refractiva y existen sospechas de que puedan aparecer complicaciones posteriores.


Las distrofias corneales son un grupo de trastornos oculares genéticos relativamente raros. La distrofia corneal de Avellino se describió por primera vez en pacientes que vivián en la región de Avellino en Italia, de donde procede el nombre de la afección. Posteriormente se han encontrado pacientes con esta alteración en diferentes familias de otras partes del mundo. La enfermedad es de origen genético y está provocada por una mutación en un gen y se trasmite de padres a hijos. Los síntomas que provoca son fundamentalmente depósitos en la capa de la córnea llamada estroma, por lo que ésta pierde su transparencia, ocasionando una importante perdida de visión. En muchas ocasiones el tratamiento recomendado es un trasplante de córnea, pero los depósitos pueden volver a producirse ocasionando de nuevo un deterioro de la visión. Las distrofías suelen desarrollarse lentamente, y pueden variasr según el individuo dependiendo de la edad, la genética y el ambiente en el que se encuentra. Según los estudios realizados, esta mutación está presente en 1 de cada 1100 personas. Actualmente no hay ningún tratamiento para la distrofia de córnea pero algunas de sus complicaciones pueden evitarse al usar el test de ADN Avellino.

En Tecnoláser extremamos el cuidado en los estudios preoperatorios para que la posibilidad de complicaciones en el acto quirúrgico y en la recuperación posterior sea mínima. El test de ADN Avellino se ha demostrado que es 100% preciso y se usa principalmente para la cirugía Lasik. El proceso para realizar el test es muy simmple, se toma una muestra de saliva que se envía posteriormente al laboratorio de diagnóstico molecular y los resultados están disponibles en 24 horas.

Hay más de 20 tipos diferentes de distrofias corneales. Por lo general, éstas se agrupan en tres categorías, dependiendo de la parte de la córnea que es afectada:
  • Las distrofias corneales anteriores o superficiales afectan las capas más externas de la córnea: el epitelio y la membrana de Bowman.
  • Las distrofias corneales estromales afectan el estroma, la capa media más gruesa de la córnea.
  • Las distrofias corneales posteriores afectan las partes más internas de la córnea: el endotelio y la membrana de Descemet. La distrofia corneal posterior más común es la distrofia de Fuchs. 
Los síntomas de esta enfermedad dependen del tipo de distrofia corneal. Algunas personas no presentan síntomas. En otras personas, la acumulación de material en la córnea la hace opaca, causando una visión borrosa o pérdida de visión. Muchas personas también experimentan una erosión corneal, durante la cuál el epitelio que es la a capa más externa de la córnea, falla en fijarse a la membrana siguiente, la membrana de Bowman. Una erosión corneal causa dolor en los ojos de moderado a fuerte, sensibilidad a la luz y la sensación de tener un objeto extraño en el ojo.

 Ya que la mayoría de distrofias corneales son genéticas, una historia de herencia familiar aumenta el riesgo de que se desarrollen. Las distrofias corneales pueden aparecer a cualquier edad. Tanto hombres como mujeres son igualmente afectados por la mayoría de las distrofias corneales, con excepción de la distrofia de Fuchs que afecta a mujeres con mayor frecuencia.


El tratamiento de las distrofias corneales depende del tipo de distrofia y de la gravedad de los síntomas. Lo fundamental es un control exhaustivo por parte del oftalmólogo que indicará los distintos tratamientos necesarios. Los trasplantes de córnea han demostrado ser muy exitosos en pacientes cuyas córneas se han dañado de manera significativa debido a las distrofias corneales.



(Información procedente de la Academia Americana de Oftalmología)

jueves, 1 de septiembre de 2016

Para la vuelta al cole que la mala visión no les pese tanto como la mochila...

Volver al colegio es un momento muy esperado para la mayoría de los niños. Y para muchos padres. Llega septiembre y ya comenzamos a preparar la vuelta al cole: el uniforme, las zapatillas de deporte, los libros, el material escolar... ¿Preparas también la vista de tus hijos? Es fundamental planificar una revisión ocular antes del comienzo de las clases de forma que el niño rinda de una manera óptima desde el primer día. La preparación para la rutina escolar debe ser completa y no está de más que incluya una revisión médica.

Muchos padres desconocen los problemas de visión de sus hijos y para detectarlos a tiempo es fundamental extremar la observación de los más pequeños de la casa: cómo ven la televisión, cómo leen, cómo dibujan, si hacen algún moviento extraño con los ojos o con la cabeza, si lagrimean, si tienen los ojos rojos ... todos estas señales nos pueden dar muchas pistas sobre cómo es la visión de los niños. No debemos olvidar que el 80% de lo que aprenden lo hacen a través de la vista, mientras antes detectemos los problemas antes podremos solucionarlos, cuando nacemos nuestro sistema visual no está maduro y evoluciona de forma gradual hasta los 7 u 8 años de edad.

En algunos casos, una vez detectados los problemas oculares, entre los 8 y los 12 años se puedan encontrar casos en los que la miopía se desarrolla a una velocidad no deseada. Suelen ser casos donde es probable que los padres tengan precedentes en el desarrollo de este defecto refractivo. En ese caso se hace necesario realizar trabajos de "Control de Miopía". Existen casos muy extendidos en el mundo como en el caso de Taiwan, donde el porcentaje de niños miopes va avanzando cada año. Es importante saber que la miopía severa es un problema de salud  importante porque además de producir discapacidad visual, está también relacionada con un mayor riesgo de desprendimiento de retina.

El Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas advierte cada año que uno de cada cuatro niños en edad escolar sufre algún problema de visión sin diagnosticar, y que alrededor del 30 por ciento del fracaso escolar está relacionado con anomalías visuales. Sólo el 27% de las revisiones que se realizan en España corresponden a menores de entre 5 y 10 años, esta cifra es muy baja y según un estudio realizado por Federópticos los reconocimientos se incian tarde, dejando pasar edades en las que el esfuerzo visual requerido es importante (en esa edad, la hipermetropía representa un 75% de la población). Lo más aconsejable es realizar un examen optométrico anual completo para detectar el 100% de los posibles problemas visuales. Las cifras avalan la necesidad de revisiones oculares ya que un 30% del fracaso escolar está relacionado con problemas en la visión, un 25% de los niños sufre algún problema visual como miopía, ojo vago o hipermetropía y el 50% de los niños que necesitan gafas no han sido diagnosticados. La Academia Americana de Oftalmología también enfatiza la importancia de una vista sana para el éxito académico. La buena vista y la salud ocular general son vitales para el aprendizaje. 

La Academia Americana da una serie de consejos muy interesantes que confirman lo recomendado por el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas:
1- Además de las revisiones iniciales en los bebés, la Academia recomienda una revisión en la edad preescolar y al entrar en el colegio. Estas revisiones luego deben ser periódicas para llevar un control exahustivo de la evolución ocular de los más pequeños.
2-Es aconsejable conocer y comunicar al oftalmólogo los antecedentes de salud ocular de la familia. Todo el mundo debería averiguar si en su familia hay afecciones oculares. Los padres deben comentar esta información con la persona que lleve a cabo la revisión siempre que sea posible. Entre los ejemplos de afecciones oculares frecuentes se incluyen la miopía, el estrabismo, el ojo vago...
3- Los padres deben estar alertas para detectar síntomas que podrían indicar que existe un problema, como por ejemplo cansancio ocular, dolores de cabeza, desviación del ojo. Otros síntomas que deben observarse son una coloración blanca o grisácea en la pupila, ojos que  no pueden seguir el movimiento, desviaciones...etc.
4- Cuidado y precaución con la práctica deportiva, puede incluso considerar el hacerles unas gafas protectoras certificadas.
















jueves, 25 de febrero de 2016

La primera visita a nuestra clínica

Como otras muchas especialidades médicas, el desarrollo de la oftalmología tanto a nivel hospitalario como en atención primaria, requiere del trabajo en equipo de diferentes profesionales, no sólo de médicos especialistas en estas patologías sino también de enfermeros, ópticos-optometristas, auxiliares, técnicos, etc. Nada más reconfortante que el trabajo en equipo y en este caso, con un mismo objetivo, la máxima salud visual. Ya lo dijo Andrew Carnegie: “El trabajo en equipo es la habilidad para trabajar juntos hacia una visión común. La habilidad de dirigir logros individuales hacia objetivos organizacionales. Es el combustible que permite a la gente común conseguir resultados poco comunes”.

 La oftalmología es una especialidad particular. El ojo es un órgano pequeño pero extremadamente complejo. Aparte de la historia clínica y de la exploración física, la oftalmología se apoya de manera muy importante en las exploraciones complementarias. En Tecnoláser Clinic Vision, nos enorgullecemos de la serie de pruebas tanto habituales como complementarias que le realizamos a todos nuestros pacientes para conocer en profundidad la patología que sufren y poderles ofrecer la solución más personalizada para cada caso concreto. 


La anamnesis al paciente en oftalmología debe ser dirigida y completa. Es muy interesante realizar una evaluación rápida del estado general del paciente, preguntando especialmente sobre algunas enfermedades que pueden afectar a la visión, tratamientos habituales que esté tomando, así como signos y síntomas por los que el paciente acude a la consulta. La conversación debe ser distendida, en un marco de confianza que posibilite un acercamiento real entre profesional sanitario y paciente.
Algunas enfermedades pueden afectar a la visión y conviene tenerlas en cuenta en el historial que se le abre al paciente. Algunas de estas enfermedades son: diabetes, enfermedades autoinmunes, hipertensión arterial, tiroides...  También es muy interesante preguntar sobre hábitos de vida, alimentación, tabaco, alcohol, lugar de trabajo, ocupación en momentos de ocio, etc. Algunos fármacos también pueden afectar a la visión como corticoides, anticonceptivos, antidepresivos o antihistamínicos entre otros.  Hay diferentes fármacos que pueden afectar a la visión, por lo que siempre es importante recoger los tratamientos de los pacientes y por supuesto, las alergias conocidas a medicamentos.



Tras esta primera toma de contacto, comienza la exploración física propiamente dicha. Dicha exploración consta de una parte común para todos lo pacientes, seguida de algunas pruebas específicas en función de la patología que se sospeche en el primer contacto. La parte común de la exploración que debe realizarse a todo paciente consta de toma de agudeza visual y graduación óptica, evaluación de las pupilas, evaluación de la presión intraocular, inspección del aspecto externo de los ojos así como de la zona periocular, examen en lámpara de hendidura tanto del segmento anterior ocular como del polo posterior. 





La parte específica de la exploración suele constar de diferentes exploraciones complementarias según la subespecialidad. . A modo de resumen podemos nombrar las siguientes: campimetría (pacientes con glaucoma, otras enfermedades del nervio óptico y/o enfermedades neurológicas), retinografía y angiografía (enfermedades de la retina y del nervio óptico), tomografía de coherencia óptica (enfermedades de la retina y del nervio óptico), topografía corneal (enfermedades de la córnea y cirugía refractiva), microscopía especular o contaje endotelial (para la sospecha de distrofias corneales endoteliales) y microscopia con focal (estudio de todas las capas de la cornea). También es muy interesante el estudio de la lágrima ya que la composición y su funcionamiento es fundamental. El proceso corporal de la lagrimación sirve para limpiar y lubricar el ojo. La lágrima interviene en la óptica ocular y en el normal funcionamiento del globo ocular y de sus estructuras. Cualquier alteración de la lágrima influye en la agudeza visual. 



Nuestra clínica se encuentra perfectamente organizada en áreas de consulta y zonas quirúrgicas restringidas. Las salas de consulta están equipadas con modernas unidades de refracción y lámparas de hendidura con captación de imágenes, además de todos los elementos necesarios para llevar a cabo una exploración oftalmológica integral. En Tecnoláser Clinic Vision damos una importancia vital a la atención de nuestros pacientes. En Tecnoláser Clinic Vision tratamos ojos pero vemos personas…

martes, 1 de diciembre de 2015

TERCERA EDICIÓN DE LA CAMPAÑA “UN NIÑO QUE JUEGA CRECE FELIZ”






  • ·        Tecnoláser Clinic Vision se compromete por tercer año consecutivo a atender oftalmológicamente a todos los menores acogidos por  Nuevo Futuro.

  • ·        Todos los pacientes que traigan juguetes nuevos y ropa nueva para los niños y adolescentes de Nuevo Futuro no tendrán que abonar consulta oftalmológica diagnóstica.

  • ·        La campaña se realizará hasta el próximo día 31 de diciembre.







Tecnoláser Clinic Vision ha organizado por tercer año consecutivo y con motivo de estas fiestas una campaña de recogida de juguetes nuevos en colaboración con Nuevo Futuro, una entidad sin ánimo de lucro que nació con el propósito de proteger y favorecer el desarrollo integral de la infancia y la adolescencia. Nuevo Futuro defiende al niño abandonado o privado de familia, y sirve de alternativa a los orfanatos para lo que ha creado Hogares para menores en toda España. En el caso de nuestra ciudad, los niños llegan a estos hogares a través de la Delegación Provincial de la Consejería de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía. 




Tecnoláser Clinic Vision, con el objetivo de devolver a la sociedad parte de lo que recibe de ella, colabora por tercer año consecutivo con Nuevo Futuro desde el convencimiento, en palabras de Federico Alonso Aliste, Director Médico de Tecnoláser, de que “ante la necesidad de los demás no podemos mirar para otro lado”. La recogida de juguetes nuevos (también se admitirán vales o cheques regalo de ropa y calzado para los adolescentes acogidos) se realizará en la misma clínica y en horario de 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 horas de lunes a jueves y los viernes de 9:00 a 14:00 horas. Todos los pacientes que se acerquen a nuestras instalaciones serán atendidos de forma gratuita (consulta oftalmológica diagnóstica) siempre que donen juguetes nuevos o ropa nueva para los niños y niñas que atienden la Asociación Nuevo Futuro.




Tecnoláser Clinic Visión abrió sus puertas con el objetivo de convertirse en el centro más avanzado y vanguardista en el tratamiento de los problemas oculares y en el uso de la cirugía refractiva no sólo en Sevilla sino en toda Andalucía y desde sus inicios trabaja también para ser vanguardia solidaria siendo altavoz del trabajo colectivo de las Madrinas, los Educadores, los Voluntarios y las Instituciones Públicas, que siempre a favor de los objetivos comunes hacen de Nuevo Futuro un equipo unido a favor de la infancia

Además de con Nuevo Futuro, Tecnoláser también colabora con el Banco de Alimentos con los que hemos participado en la gran recogida de alimentos y otros proyectos.




















jueves, 22 de octubre de 2015

ORTO-K, corrige tu miopía mientras duermes



Si está planteándose mejorar su visión y reducir su graduación, puede que usted sea un buen candidato para el tratamiento Orto-k. Esta técnica consiste en colocar en sus ojos unas lentes de contacto que alterarán la forma de la córnea mientras duerme y que le permitirán tener una mejor experiencia visual durante el día.




Esta técnica tiene innumerables ventajas siendo las más importantes que estabiliza la miopía, no debilita la córnea, evita el paso por el quirófano y es reversible. 
La técnica Orto-k no la puede realizar cualquier profesional generalista ya que es una especialidad avanzada dentro del campo de la contactología. Cada caso tiene que ser estudiado, diseñado y tratado individualmente, sólo de ese modo se consigue el efecto buscado que es poder ver bien durante el día sin tener que acudir a técnicas quirúrgicas.

Orto-K es una técnica segura y muy interesante ya que permite que la capacidad de oxigenación del ojo sea superior a la que admiten las lentillas tradicionales. Con esta técnica no existen dos lentes iguales ya que cada lente está diseñada al milímetro para cada caso concreto, para cada paciente y para cada ojo. La condición de reversible también provoca mucha tranquilidad en los pacientes tratados ya que al dejar de usar las lentillas por cualquier circunstancia la forma del ojo anterior al tratamiento se recupera sin problema.




¿Quiénes son los pacientes más idóneos para Orto-K?

Personas para las que esté contraindicada la cirugía refractiva.
Personas con miopía y astigmatismos muy bajos o que están desarrollando aún miopía con lo que no tienen una graduación estable.
Personas como molestias con su contactología de día.
Personas que requieren ver bien sin tener gafas ni lentes de contacto (profesionales y opositores).





¿Qué pasos son necesarios para afrontar un tratamiento de Ortoqueratología?

  1. Examen personalizado. Las pruebas diagnósticas, minuciosas y pormenorizadas son las que nos aconsejarán usar o no la técnica de Orto-k y nos indicarán si el paciente es buen candidato o no para esta técnica.
  2. Diseño. El examen anterior permite realizar las lentes sin molestar al paciente y sin necesidad de hacer pruebas continuas de ajuste.
  3. Instrucciones de uso. Después de fabricar las lentes se cita al paciente para explicarle cómo funcionan, cómo debe colocarlas y como mantenerlas.          
  4. Revisiones. Con esta técnica es primordial ir observando cómo va funcionando el tratamiento. Tras algunas citas iniciales, la periodicidad de las mismas pasará a ser de seis meses.